MICROBLADING

MIROBLADING Por Daina Luksic


El Microblading es una técnica de maquillaje semipermanente, surgida en Asia cuyo objetivo es corregir o reconstruir completamente una ceja despoblada o carente de pelo, teniendo una duración aproximada de 1 a 2 años.

Dicha técnica, es la última tendencia dentro de la industria del maquillaje permanente en la creación de diseño de cejas pelo a pelo, método de rápida cicatrización y de aspecto mucho más natural. También se puede utilizar para espesar u oscurecer las cejas ya existentes dándoles una forma más definida y un marco ideal a tus ojos.

Este procedimiento de Microblading de cejas se realiza depositando un pigmento en la unión dermoepidérmica. No se utilizan máquinas eléctricas y, a diferencia de otros tratamientos como la micropigmentación, implica un trazado individual para cada pelo de la ceja, buscando un resultado más natural que los tatuajes o técnicas de maquillaje permanente con máquinas, lápices de cejas o polvos.

En la parte inferior de la pluma de Microblading se insertan las agujas desechables, con las que se realizarán los microcortes en las piel.  Dichas agujas con tres veces más finas que las utilizadas para la micropigmentación y el tatuaje, de manera que el resultado obtenido del dibujo de cada pelo de la ceja resulta más realista (efecto 3D, el trazo se ve como un pelo real)

El tratamiento debe de ser realizado en un ambiente estéril, con una desinfección previa del área de la piel de la ceja por parte del técnico, y utilizando de herramientas desechables de un solo uso (agujas, guantes, microcepillos, etc). Cuando se realiza correctamente, el tratamiento es prácticamente indoloro, aunque en la práctica, se puede hacer uso de soluciones de calmantes para disminuir las molestias que pueda ocasionar.

CONTRAINDICACIONES 
La realización de este tratamiento de belleza está contraindicado en personas que cumplan uno o más de los siguientes condicionantes:
- Afecciones cardiovasculares y problemas del corazón
- Hipertensión 
- mujeres embarazadas
- epilepsia
- psoriasis, alergias, irritaciones de la piel o con problemas de cicatrización 
- aplicación de bótox en los 3 meses anteriores
- personas inmersas en procesos de quimioterapia 
- personas con diabetes y tiroides (no es aconsejable su realización ya que el pigmento podría degradarse con mayor facilidad según el transcurso del tiempo)
- Bajo tratamiento de anticoagulantes o aspirinas 
- Enfermedades de transmisión sanguínea

CUIDADOS PREVIOS
Los cuidados previos a la realización de este tratamientos son muy sencillos y son mostrados a continuación.
– No tomar medicamentos como Aspirina o Ibuprofeno 24 horas antes del tratamiento.
– Evitar ingerir alcohol, café, té y otros estimulantes.

PROCEDIMIENTO
Una vez llegada a la sesión, el profesional junto con la clienta charlaran para definir el look buscado. El profesional asesorará en cuanto a forma y diseño. Luego, pasará a diseñar la ceja con lápiz y luego a definirla mediante microblading.  
Una vez terminado el procedimiento,  el cliente deberá cuidar sus cejas en casa de acuerdo a las recomendaciones del profesional, y volverá a los 28 o 30 días (una vez cicatrizado) para chequeo y retoque final si fuera necesario. 

CUIDADOS POSTERIORES 
Una de las ventajas del maquillaje semipermanente es la rápida cicatrización de la piel. Esta es la razón por la que los cuidados posteriores requeridos son más bien escasos y sencillos de cumplir.
- Aplicar el producto recomendado por el técnico 3 o 4 veces al día durante 4 días. 
– Tras los 10 primeros días después de la sesión, es proteger las cejas de agresiones externas, que podría provocar la caída de la costra donde se encuentra el pigmento implantado.
– Durante la primera semana evitar la exposición de la zona ante la luz solar intensa.
– También es recomendable que la piel no entre en contacto con agua clorada (piscinas, jacuzzi, spas, etc.), ya que la zona tratada se encuentra algo vulnerable, y debemos evitar que quede sobreexpuesta ante posibles agentes infecciosos.
– Se debe evitar el maquillaje las cejas, y aplicar cremas o cosméticos durante los 10 primeros días. Por otra parte, no resulta imprescindible, pero si recomendable, intentar no dormir boca-abajo durante los 10 días posteriores al servicio.
– No realizar tratamientos agresivos en la zona, como por ejemplo, aplicación de bótox, microdermoabrasión u otros tratamientos durante el primer mes.
– Evitar acudir a saunas en los 10 días posteriores al tratamiento. Un alto nivel de sudoración degradaría el color del pigmento.

Transcurrido un periodo de tiempo cercano a 1 año, es muy recomendable realizar un retoque del tratamiento. De este modo, el pigmento implantado en las cejas mantendrá su correcto nivel de saturación y fijación.










Publicar un comentario

Adoramos tus Comentarios!!! ♥

0 comentarios:

Publicar un comentario

Adoramos tus Comentarios!!! ♥